Pozo Pigalo, piscinas naturales en Zaragoza

En verano no todo es playa ¿verdad? En España contamos con estupendas piscinas naturales que nos permiten refrescarnos en un entorno de gran belleza, como es el caso del Pozo Pigalo, a unos 7 km. de la localidad aragonesa de Luesia.

Ya hemos visto en otras ocasiones una selección de piscinas naturales e incluso playas de interior, hoy os hablaremos en particular del Pozo Pigalo en Aragón, ¿nos acompañáis?

Piscinas naturales, Pozo de Pigalo

Piscinas naturales

El Pozo Pigalo es una gran poza natural de aguas limpias que se encuentra a unos 7 km de Luesia. La facilidad de acceso lo convierten en un destino perfecto para darnos un refrescante chapuzón con los peques este verano. Desde Luesia podemos coger la carretera comarcal A-1202 hacia Uncasillo, y luego de aprox. 1 km y antes de cruzar el río, desviar por una pista de tierra a la derecha, hasta un parking (de pago) que se encuentra a unos 150 metros del pozo. Atención, porque desde aquí para llegar a la poza hay que descender por una escalera de piedra, por lo que no es recomendable ir con carritos de bebé o sillas de paseo.

El paisaje es precioso: la sierra prepirenaica nos espera con cascadas, praderas, pinares y hayedos, con especies animales entre las que abundan las aves rapaces. En el Pozo Pigalo el agua del río Arba llega desde una pequeña cascada y decansa en dos espacios con diferentes profundidades, a los que se puede acceder por escaleras. Caminando un poco más podemos encontrar otras pozas de características similares y menos concurridas, ya que en verano el Pozo Pigalo recibe una cantidad importante de bañantes.

En el pinar se encuentra una zona de merendero con mesas y bancos, donde podemos hacer un picnic familiar en plena naturaleza.

Si queréis continuar con el paseo muy cerca se encuentra el Corral del Calvo, un antiguo asentamiento del siglo XI del que todavía pueden verse los restos. Si queréis pasar un fin de semana en la naturaleza, la zona de acampada del mismo nombre os permitirá montar vuestra tienda y disfrutar de su equipamiento.

Recordad estar muy atentos a los niños, y controlad la profundidad del agua, escogiendo la zona en la que estaréis seguros.

Más información

Imágenes  ©Henar Lanchas

 

Deja un comentario